La fantasía es el arma que nuestra mente usa para no hacernos caer en la desidia. Nuestras mentes son capaces de erotizar situaciones cotidianas, podemos generar los contextos personalizados y apetecibles para llevar nuestras relaciones sexuales mucho más allá — además si nuestras escorts intervienen, sin duda mejoraran esas experiencias… Las fantasías eróticas están en nuestro día a día, y por supuesto en nuestras noches.

De noche especialmente es cuando nos dejamos ir y tenemos los sueños más intensos, los que nos hacen excitarnos con acompañantes de oficina que casi nada habíamos observado o los que nos ponen en situaciones que de antemano parecería que nos desagradan, aunque resulta que no es así… De cualquier modo, entre la plena consciencia y la inconsciencia, las fantasías sexuales tienen un sitio destacado en nuestras vidas. A continuacióí os relatamos las fantasías que más entregados nos tienen. ¿serán las tuyas de las más frecuentes?

policia fantasia sexual

Nuestro imaginario más estimulante contempla Colegialas y universitarias, Policías y militares (en femenino y en masculino) Profesoras (para ambos sexos), Pilotos de avión, azafatas… Si entramos un poco más en detalle vemos que casi siempre se trata de figuras de autoridad, de tipo legal (agentes, militares) o  en el ámbito moral-social (aviador de avión, profesores/as). Así que parece que nos gusta el riesgo de enfrentarnos al poder, quebrar su estricto comportamiento y bajarlos del pedestal de la supremacía. En muchos de estos hechos hay implicado el factor uniforme (azafatas, pilotos, militares…), algo que se dice que pone mucho y a juzgar por los datos del informe en que nos basamos para hacer esta lista, sería bastante cierto.

Las profesoras son una de las grandes fantasías eróticas… ¿qué resulta más excitante? Hay actitudes que nos gustan especialmente, según algunas encuestas, si hay una razón por la que gustan las azafatas es por lo complacientes que son, una actitud que muchos/as parecen extender del compromiso en el avión a la complacencia en la cama.

Relacionado con la actitud, diferente es el caso de las colegialas y universitarias. Para ellas lo que más excita es la inocencia, la inexperiencia, la juventud, las ganas de descubrir; la debilidad incluso excita. Podríamos seguir diseccionando nuestras mentes y lo que nos parece erótico, pero si es cierto que las barreras u obstáculos infranqueables parece que nos gusta bastante.

Sucedía con el rol de la autoridad (policías, militares) sin embargo, además pasa con los profesores y profesoras. Son figuras de referencia, personas en un nivel superior (intelectual y laboral) y que por lo general suelen tener prohibidos los affaires con el alumnado. Esa admiración e imposibilidad de alcanzarlos, por parte del alumnado, es en gran medida estimulante. Para saborear cualquiera de estas fantasías, nuestras escorts son la compañía perfecta. ¿te gustaría probar?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone