Con mayor frecuencia las escorts de lujo que ofrecen entre sus servicios una ducha erótica, sin embargo para un gran número de personas no queda claro en qué consiste realmente. Si es una práctica sexual bajo la templada agua, o simplemente un juego más que se lleva a cabo en la ducha.

Veamos las distintas variedades que las acompañantes de lujo proponen para que sus servicios sean más completos y atractivos para sus clientes.

ducha eroticaNormalmente las chicas de compañía, en la gran mayoría de los casos, prefieren que quien va a ser su acompañante de juegos eróticos esté limpio y aseado, les encanta el olor que un hombre desprende después de una buena ducha con aceites y perfumes, ten en cuenta que casi todos los encuentros se producen después de un día largo de trabajo o ajetreo, lo que implica que no se está completamente aseado, como por ejemplo olor a tabaco, lo que puede ser un tanto desagradable y por supuesto no serán las mejores condiciones para empezar a “conocerse”, además que mejor ocasión para que una escort te ayude sensualmente a hacerlo. Por ello, en la práctica, muchas escorts invitan al cliente a pasar por la ducha previamente, aprovechando el momento para estimularle y “prepararle” poco a poco, besos, roces, susurros y estimulación. Por lo general, suelen ser parte de preliminares altamente sensuales, procurando ellas no mojarse el cabello ni la cara, dado que esto podría llevar a que el maquillaje se deteriorara, o que el pelo quedara en malas condiciones estéticas, aunque en muchas ocasiones el cliente prefiere que ella también se “moje” por completo.

Entre juegos, tocamientos y la fusión de ambos bajo el agua es para muchos hombres una fantasía que desean realizar, ya que muchos de ellos no han podido realizar ya que sus parejas no están dispuestas a realizarla. Por otra parte, y una vez casi terminado el encuentro, la llamada ducha erótica si puede ser una manera de tener sexo otra vez. Está totalmente demostrado que bajo el agua, nos excitamos más, y somos más propensos a dejarnos llevar por nuestros instintos más primitivos. En la ducha, dejamos que la fantasía se dispare, probar nuevas posturas, proceder un sexo vertical, que a muchas escorts les encanta, sin embargo para sus clientes les supone una novedad que sin duda querrán repetir una y otra vez.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone